La jornada del domingo amanecía con gran expectativa por el derbi español en la final del ITF MENS de Villena que reparte 15.000$ en premios. Nikolas Sanchez Izquierdo, primer cabeza de serie del torneo, y Alejandro Moro, 620ATP, se enfrentaban por primera vez en pista dura.

Si bien Nikolas había vencido en sus dos enfrentamientos anteriores sobre tierra batida, el buen nivel mostrado por ambos toda la semana y el buen hacer a final del año pasado de Alejandro sobre pista rápida (con varias finales en torneos ITF Men´s), presagiaban una final muy disputada.

El partido cumplió las expectativas. Moro aprovecho la seguridad en su saque para presionar al resto y tras no lograr convertir las bolas de break de los primeros juegos, lo logró a la tercera. El break activo a Nikolas y dio un lugar a un partido con puntos muy largos y trabajados que con un par de breaks y contrareaks derivo en el tiebreak decisivo que cayó en el lado de Nikolas Sanchez. La igualdad hasta ese momento era máxima y solo los 4 puntos decisivos del tiebreak desequilibro un set en el que Sánchez gano 45 puntos por 42 de su rival.

Aprovechando la dinámica ganadora, Nikolas rompió el saque de su rival nada más iniciar el segundo set. A partir de ahí, salvando varias bolas de rotura, logró mantener su saque y hacerse con el título. Primer torneo del año y primer campeonato para un jugador que tiene entre sus objetivos este año asentarse definitivamente en el circuito ATP Challenger.

Este mismo domingo ha dado comienzo también el cuadro femenino del ITF de Villena. Cuarenta y ocho jugadoras lucharán por llegar al cuadro final que reparte 15.000$ en premios. Esto no sería posible sin el apoyo de Postres Reina, Head, la Real Federación Española de Tenis, y Mapfre.