La jugadora de Villena llegaba a este partido con mucha confianza tras el gran juego desplegado ante la holandesa Arantxa Rus en primera ronda a la que venció con solvencia por un doble  6/1. Pero ante ella se encontró con una Chanelle Scheepers,  70 del mundo, que se mostró muy sólida durante todo el encuentro. Hay que destacar que pese al buen nivel de tenis que mostró Tita en el partido, no supo materializar las opciones de las que disfrutó, con juegos largos que se decidían tras el deuce y que una vez tras otra iban a caer del lado de la sudafricana. El primer set comenzó con igualdad hasta que en el 2/2 Schieppers rompió el servicio de Tita, que ya no volvió a ganar más juegos en toda la manga. El segundo set comenzó también mal para Tita, con break en contra, pero la villenense supo responder rompiendo el servicio de la  sudafricana, lo que daba esperanzas a que cambiara el guión del partido, pero por el contrario pese a luchar en cada punto la veteranía de Scheepers prevaleció y se hizo con el set y el triunfo final cerrando el partido con 6/1.

Una derrota que no debe cortar la línea ascendente de juego de la villenense que ya mañana pondrá rumbo a tierras portuguesas para jugar el WTA de Estoril.