Una joven deportista fue trasladada sobre las doce del medio día de este domingo al Hospital General Universitario de Elda tras sufrir una caída en la VIII Media Maratón Peña Rubia, en la citada sierra, en el término municipal de Villena.

La accidentada, Araceli Hernández, deportista villenense de 39 años de edad, presentaba una posible fractura de tobillo (algo que ha ido a más, ya que finalmente ha tenido que ser operada de rotura de tibia y peroné), así como golpes en las piernas. Los miembros del CDME Trail Villena fueron los que asistieron a la deportista, ya que la organización de la prueba fue excelente, y cada cierto espacio de metros había representación del club.

Protección Civil Villena dio la voz de alarma. Junto a Cruz Roja Villena, trataron de llegar hasta el vértice geodésico donde se encontraba la participante de esta prueba de montaña, que estuvo en todo momento acompañada por miembros del Trail Villena.

Un médico de Cruz Roja y una voluntaria llegaron donde se encontraba la accidentada. Fue cuando se decidió llamar al 112 y se unieron a los trabajos de rescate el helicóptero médico de urgencias del Consorcio Provincial, junto a dos vehículos de los parques de Villena y Elda

La rápida intervención de Protección Civil y Cruz Roja y, el posterior despliegue de los servicios de emergencias lograron evacuar a la deportista en helicóptero tras llegar a la zona de difícil acceso donde se encontraba.

El helicóptero rescató a la accidentada y fue trasladada hasta una zona llana cercana al área de ITV situada en Santa Eulalia, donde esperaba la ambulancia que trasladó a la deportista herida a un centro de salud.

La prueba, valedera para el Circuito Xitxarra, ha contado con más de 400 participantes, algunos de ellos y ellas tuvieron que retirarse de esta Media Maratón por caídas, algo que suele estar a la orden del día, y más en una prueba tan exigente como esta. Uno de ellos fue el “vaquero de Villena”, Andrés Micó, con un esguince de tobillo y luxación de grado dos, por lo que le han tenido que escayolar la pierna.