Reto conseguido. El villenense Rober Martínez suma una nueva hazaña a su ya extenso currículum de 'misiones imposibles'. Ha logrado realizar el denominado "Camino Primitivo', que une las ciudades de Oviedo y Santiago de Compostela.

Salió el pasado 3 de abril desde la capital del Principado de Asturias, y pisó la plaza del Obradoiro este domingo día 8 de abril. A lo largo del trayecto, Rober, miembro del equipo Trail Villena, ha recorrido un total de 330 kilómetros, con un desnivel de 7.000 metros positivo.

Con lo suficiente en su mochila (además de los enseres, mucha ilusión), este villenense ha logrado llegar a la capital gallega en cinco días. Ha tenido que lidiar con frío, viento, un temporal de lluvia que le hizo tener que suspender una etapa, y la dureza de este "Camino Primitivo".

Hay que recordar que Rober Martínez realizó el año pasado el "Camino del Sureste", donde, y al igual que en este reto, hubo momentos muy duros, tanto físicos como mentales, aunque todo eso suma para los retos futuros. Y así ha sido.

¡Enhorabuena!