En algunas ocasiones dicen que el resultado no importa si lo que haces es por una buena causa, y otras veces ya no se trata de ganar, sino de participar y divertirse practicando deporte. Todo esto es un buen resumen de lo presenciado ayer en la VIII edición de la San Silvestre de Villena.

Más de un millar de participantes, desde los 0 a los 99 años, llenaron de esfuerzo, color y calor las principales arterias de Villena, incluido el casco histórico y, por supuesto, el Castillo de la Atalaya. ¿Los vencedores?: Los participantes, el Club Atletismo Promesas de Villena, la fundación SANAmente de Afepvi, la Fundación Deportiva Municipal, la AAVV El Rabal y demás colaboradores; y por supuesto Andrés Micó, el alma mater de esta prueba que cada año escala un peldaño más en una escalera que cuenta con atletas de gran nivel.

Pero hay ganadores, sí. Micó, que llegaba a la prueba entre algodones, y que no tenía clara su participación debido a una lesión, finalmente cambió por un día los colores del Bikila por los del Promesas Villena, y venció, al esprint al marroquí Hassan Amar Mohammed. La organización les dio a ambos el mismo tiempo, 18,23; al tiempo que Fabián Campanini fue el tercero a 33 segundos de los dos primeros.

El villenense tomó la delantera nada más darse la salida, y camino de Las Malvas ya había sacado una gran ventaja a sus perseguidores. El circuito, de 5.500 metros, fue duro, y afortunadamente el frío no fue un enemigo de los participantes, ni la lluvia, como en pasadas ediciones. Micó llegó a la meta con una marcha menos, tratando de que Hassan Amar, por su gran carrera, entrara en meta lo más junto posible al villenense.

En féminas, la primera clasificada fue la atleta independiente Raquel Landín Cobos, que completó el recorrido con un tiempo de 20,51, además fue la 25ª clasificada en la carrera. La segunda en cruzar la meta fue María Isabel Puche (Camisetas Económicas de Elda), con una marca de 24,31, siendo, además, la primera clasificada en la categoría de veteranas. La tercera en subir al podio fue Maite del Barrio, del mismo equipo que María Isabel, con un tiempo de 25,09.

Pero como bien decía anteriormente, los verdaderos ganadores fueron todos los participantes, desde el más pequeño al más mayor. Del que entró primero, al que entró último. Del que pesaba más el disfraz que llevaba que las zapatillas. Además, la prueba tuvo invitados de lujo con el caso de Vicente Juan García que estuvo entregando los premios; junto al alcalde de la ciudad, al concejal de Deportes Fulgencio Cerdán, a un amplio equipo técnico de Afepvi y de su fundación SANAmente, con Rosario Tomás y Antonio Martínez a la cabeza.

Y participando, además de un gran elenco de profesionales, donde destacó la presencia de equipos de la ciudad como son los casos del Club Atletismo Promesas, el Triatlón Villena o el Trail Villena, también pudimos ver al Club de Rugby de Villena con su indumentaria, balones incluidos, y a cantidad de niños y menos niños disfrazados, que fueron premiados también.

En resumidas cuentas, tarde noche de alegría deportiva y lúdica, donde todos los participantes pudieron saborear una chocolatada a la conclusión de la prueba, acto de hermanamiento de todos los que optaron por echar una mano a la solidaridad, ya que los 3 euros de la inscripción fueron a parar a la fundación SANAmente de Afepvi. ¡Enhorabuena a todos los participantes, y hasta el año que viene!

TODAS LAS FOTOS DE LA CARRERA AQUÍ