El concejal de Deportes, Fernando Gómez, ha acudido hoy la clausura de la Escuela Municipal de Verano que se ha desarrollado en dos turnos en las instalaciones deportivas de San Crispín y que, como los dos años anteriores ha contado con precios públicos “para poder ofrecer un servicio asequible a las familias”, según ha detallado el concejal.

Gómez ha destacado que “como el año pasado, se ha ofrecido la opción a un grupo de realizar esta Escuela íntegramente en inglés”. Además, como novedad, “este año se han hecho dos acampadas nocturnas, una en cada turno, para que los más pequeños pudieran pasar una noche divertida fuera de casa”.

La Escuela Municipal de Verano, al igual que en los dos últimos años, ha estado bonificada por el Ayuntamiento, por lo que los padres sólo han tenido que abonar una tasa mínima que, además, se ha visto reducida en función del número de hermanos así como si los alumnos han acudido en los dos turnos disponibles.

Además, se ha contado con plazas para favorecer la integración de niños en riesgo de exclusión social así como para los niños saharauis del programa Vacaciones en Paz.

El edil ha remarcado que “el objetivo es que cualquier niño pueda acceder a la oferta educo-recreativa y deportiva, sin que el tema económico sea un impedimento, además de facilitar la conciliación laboral y familiar en estos meses de vacaciones”.