El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, junto al edil de Deportes, Fernando Gómez, ha presentado el Plan Director de Instalaciones Deportivas que prevé una inversión de 4,8 millones de euros hasta el año 2023, destinados a dignificar las diferentes instalaciones municipales de la ciudad.

“Este Plan Director viene a responder a los compromisos que el equipo de Gobierno tenía con la comunidad deportiva de Elda, y así se marca una guía sobre cómo van a ser las inversiones en las instalaciones deportivas durante los próximos años”, ha señalado Alfaro, subrayando que “se ha tenido en cuenta tanto las diferentes visitas de los técnicos a las propias instalaciones como la opinión de los responsables de los equipos y entidades deportivas de la ciudad”.

La financiación para este plan “cuenta con el compromiso del Ayuntamiento, a través de recursos propios recogidos en los presupuestos municipales, pero también está condicionado a las subvenciones o a los planes de obras financieramente sostenibles (IFS)”, ya que, tal y como ha indicado el alcalde, “este es un documento vivo, donde se irán incorporando los imprevistos y deficiencias que a lo largo de los años puedan surgir en las actuales instalaciones fruto de la falta de mantenimiento que han sufrido en anteriores legislaturas”. Por ello, el Plan Director será revisado año a año para adaptar las inversiones a las necesidades de todos los eldenses que practican deporte.

De ese modo, en el Polideportivo Ciudad de Elda-Florentino Ibáñez se habilitará una zona de la grada para personas con movilidad reducida durante el año 2019 y de cara al futuro se ha proyectado el cambio de todas las luminarias a LED, la reparación de toda la cubierta y la instalación de descalcificador. Actualmente se está reparado el parqué y con anterioridad se sustituyeron 32 focos fundidos y se repararon múltiples goteras, lo que supera en total los 70.000 euros de inversión.

En los campos de La Sismat se proyecta el cambio a césped artificial de un tercer campo, la sustitución de la iluminación y la adecuación de los accesos, aparcamientos y cantina, mientras que con anterioridad se repararon los vestuarios del bloque 1, los banquillos y se sustituyeron redes y porterías, además de reparar las calderas y la canalización de gas ciudad, por lo que en total se han invertido ya 90.000 euros.

La pista de atletismo afrontará en 2019 la sustitución de toda la luz a LED y también se reparará la megafonía y se comprará una colchoneta nueva, para en un futuro crear un almacén, mejorar el vallado de la pista e instalar el ojo de halcón. Hasta ahora se ha sustituido la cuerda de aluminio, se ha hecho la conducción de gas y se han sustituido tres torres de iluminación a LED, invirtiendo 22.000 euros.

En cuanto a las instalaciones de San Crispín, se han visto mejoradas con la creación de vestuarios adaptados y rampas de acceso a las piscinas, además de la canalización del gas ciudad, la instalación de una nueva caldera y la mejora del pavimento, con un coste de 90.000 euros. Durante el 2019 se sustituirán las rejillas que recogen agua y se cambiará el césped de la pista de pádel, mientras que en los años siguientes se prevé cubrir la pista polideportiva y rehabilitar las piscinas de verano y sus vestuarios.

También se han invertido 220.000 euros en el complejo deportivo del antiguo Pepico Amat, instalando porterías de rugby, reparando los cuadros eléctricos y remodelando los vestuarios de la Pista Azul y el Pabellón de Madera, donde se colocaron asientos. También se ha sustituido la cubierta del Pabellón Azul y se ha cambiado su iluminación, mientras que próximamente se va a reparar el pavimento del Pabellón de Madera, se instalará gas ciudad. Además, hasta 2023 se prevé cambiar todas las luminarias a LED, rehabilitar el muro perimetral del viejo estadio y sustituir el suelo del Pabellón Azul.

Por su parte, el concejal de Deportes ha detallado las carencias que afectan al estadio municipal Nuevo Pepico Amat: “Hasta ahora se han invertido 12.000 euros en la sustitución de focos de iluminación, ya que se funden con asiduidad debido a que la instalación es defectuosa, por lo que está previsto que el próximo año se sustituya tuda la iluminación por tecnología LED, con una inversión de 137.000 euros”. Además, el Ayuntamiento está “reclamando legalmente a la empresa constructora la rehabilitación de uno de los vestuarios, ya que se encuentra clausurado al no estar impermeabilizado, lo que alcanza un coste de 147.000 euros más, que debería asumir la constructora”, ha indicado el edil del área.

Cabe recordar que el Ayuntamiento ya ha invertido más de medio millón de euros durante las dos primeras fases de este plan director para dignificar las instalaciones deportivas municipales: “Nuestro compromiso con los deportistas es más que hacer obras faraónicas o grandes instalaciones que necesiten una importante cuota de mantenimiento; queríamos reformar, restaurar y rehabilitar las instalaciones deportivas municipales, que en algunos casos tienen más de 40 años, para que los usuarios puedan disponer de unas instalaciones del siglo XXI”, ha destacado el alcalde, Rubén Alfaro.

De ese modo, a lo largo de los próximos años, este Plan Director permitirá ejecutar mejoras importantes en las actuales instalaciones y afrontar, además, la construcción de un skatepark, un pump-track y circuito de fitness en los jardines del Vinalopó, previstos para el año 2019, con una inversión total cercana a los 650.000 euros.