El pasado diez de mayo se inauguró la placa que, a partir de ahora, dará nombre al conocido como Pabellón de Madera de Elda. Así, esta pista pasa a llamarse Juan Carlos Verdú, en homenaje al fundador del CD Papas la Muñeca, actual Nueva Elda FS.

Verdú, que falleció en 2012, está considerado el hombre que consolidó el fútbol sala en la ciudad.

A este acto asistieron familiares, amigos y compañeros del mundo del fútbol sala. Su hija Arancha declaró que “es una alegría” y explicó que esta acción fue propuesta por la familia, ya que “he visto todo el trabajo y dedicación de mi padre y realmente creo que es algo que se merece, él dedico mucho tiempo al deporte, a llevar la ciudad allá donde iba y de forma altruista”.

Este eldense era muy querido en la ciudad por su forma de ser, pues colaboraba con todos los deportes que se lo solicitaban, por lo que el mundo deportivo de Elda se vio conmocionado con su muerte a la edad de 53 años en enero de 2012. Siete años después su ciudad reconoce, de esa forma su labor deportiva dando su nombre al Pabellón de Madera.