El 31 de julio, la concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Aspe pone punto y final a la escuela de verano de 2018, después de cerca de seis semanas en las que se han desarrollado más de quinientas actividades distintas en las instalaciones deportivas municipales. Cuatrocientos niños y niñas han disfrutado de un periodo estival cargado de aprendizaje y diversión con la programación preparada por el equipo de monitores y de coordinación de la concejalía de Deportes para cada día de clase.

La jornada de clausura dará comienzo a la hora habitual de los alumnos. En torno a las once de la mañana se celebrará el tradicional Acuatlón, competición a la que se le han incorporado novedades en esta ocasión. En acabar este evento, a las doce del mediodía, los diferentes grupos de la escuela de verano mostrarán a sus familiares y amigos que acudan al Pabellón Deportivo Municipal el baile final ensayado durante el curso para la despedida. También recibirán en ese momento las evaluaciones y las medallas y trofeos conseguidos.

De esta forma, con la clausura de la escuela de verano municipal, la concejalía de Deportes dejará paso a las actividades de las Fiestas Patronales del mes de agosto y al comienzo de las pretemporadas de las entidades deportivas de la localidad.