Con las actividades de clausura de los cursos de natación del turno de los jueves, la concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Aspe da por finalizada la temporada de natación 2017-2018 en la Piscina Municipal Tomás Martínez Urios, después de una anualidad en la que se ha batido el registro de inscripciones más alto desde su apertura hace once años.

Ochocientos cincuenta cursillistas han participado en cada uno de los tres trimestres de los que consta cada temporada, una cifra que se incrementa hasta los más de mil si se tiene en cuenta a los participantes de los cursos de Rejuvenecimiento Activo y Aquagym, que de igual forma hacen uso regularmente de las instalaciones acuáticas municipales a lo largo del año con sus monitores.

Coincidiendo con el cierre de campaña, también finaliza el periodo de renovación de las plazas de los cursillistas que tienen formalizados sus pagos en metálico y quieren reservar el curso de cara a la temporada que viene. Como ya se ha venido informando en las últimas semanas por la concejalía de Deportes, las personas que tienen domiciliadas sus cuotas renovarán automáticamente, si no han solicitado la baja por escrito en el servicio de atención al público de la piscina cubierta. La próxima temporada dará comienzo el próximo mes de octubre.