Han sido cuatro semanas de intenso trabajo del personal de mantenimiento de la propia concejalía, más teniendo en cuenta las adversas condiciones climatológicas que se han tenido que superar para tener a punto el terreno de juego en la fecha prevista.

El concejal de Deportes, Chema García Payá, ha querido ”reconocer el esfuerzo realizado por los trabajadores el área y también agradecer un año más la implicación de los clubes que hacen uso del césped natural para reubicar sus partidos y entrenamientos durante casi un mes, una situación muy compleja para ellos dada la gran cantidad de equipos que tienen que gestionar. Sin la unión de todos – continúa García Payá – tener uno de los mejores terrenos de juego de cuantos existen en la provincia no sería posible. Ahora sólo queda seguir cuidándolo durante los próximos meses para poder disfrutarlo hasta el final de la temporada – concluye el edil de Deportes del Ayuntamiento de Aspe.