La concejalía de Deportes ha aprovechado la primera quincena de junio para mejorar los sistemas de iluminación y de sonido del Pabellón Deportivo Municipal y de su Pista Cubierta. Sin duda, la actuación más importante ha consistido en la sustitución de las casi noventa luminarias de las dos pistas polideportivas, para instalar tecnología LED de última generación. Esta inversión, cercana a los 30.000 euros, se ha acometido con cargo a los fondos de las Inversiones Financieramente Sostenibles de 2017 del Ayuntamiento de Aspe.

Con ella, se generará un ahorro del 60% en la factura anual de electricidad de los dos recintos, porcentaje que supone más de 6.500 euros para las arcas municipales, además de una mejora considerable en la luminosidad de las pistas centrales de los espacios polideportivos. A esa cifra, hay que sumarle otros 6.000 euros que se consiguieron ahorrar durante 2017, gracias a la anterior actuación para sustituir todas las lámparas de la Piscina Tomás Martínez Urios y de las zonas de gradas y vestuarios del pabellón.

Estas dos últimas semanas también han servido para dotar al pabellón con un nuevo sistema de sonido, mejorando notablemente la calidad y potencia del actualmente existente. Seis bafles de 400 vatios cada uno de ellos se han distribuido por la estructura de la cubierta, con la posibilidad de regularse desde cualquier zona de la pista a través de un mezclador rack y otro de microfonía, evitando así las operaciones de montaje y desmontaje en cada ocasión que se realice un evento especial. Estos trabajos se han ejecutado siguiendo un minucioso estudio realizado por una empresa especializada del sector.

Tanto en el caso de la iluminación como en el del sonido, los técnicos de la concejalía de Deportes han conseguido compaginar la ejecución de los trabajos sin afectar a la actividad habitual de los usuarios de las instalaciones deportivas municipales.