Dicen que soñar es gratis. El Villena CF es el protagonista de ese sueño, un sueño que invita a que se haga realidad. No sé si esta valoración objetiva es fruto de un optimismo que te hace mirar la tabla clasificatoria y no encontrar al equipo en la zona baja de los equipos que forman este grupo IV de la Regional Preferente que bien podría ser una Tercera División B.

A unas jornadas del parón navideño, el equipo que dirige Toni Solves, es el mismo pilar del de la campaña anterior que certificó la permanencia en la última jornada. A veces, y está quedando demostrado, no hace falta echar mano del talonario para confeccionar una plantilla que ya se conoce a la perfección.

Con una mezcla de lujo de veteranía y juventud, el Villena CF, y como apuntaría el Cholo Simeone, va “partido a partido”, y cuanto antes certifique la permanencia, que es por lo que pelea, no lo olvidemos, antes podrá optar a logros superiores. Y como suele suceder en cada temporada, siempre está ese equipo “tapado” que da la sorpresa, y bien podría ser el conjunto azulón.

Con quince partidos disputados, el Villena suma 27 puntos, aunque con un partido más. Pero el filial del Hércules es el único que está por encima de los villenenses, con 30 puntos. Ocho victorias, tres empates y cuatro derrotas es la tarjeta presentación de este equipo, sí, equipo; porque eso es lo que es el Villena CF, un equipo donde todos tiran del carro.

Es el segundo conjunto que más goles ha anotado, 26, por los 28 del Hércules B. Adrián Gisbert es el “pichichi” con seis dianas; y en defensa también muestra su poderío con 14 goles encajados. En La Solana ha conseguido 12 puntos, por 15 lejos de su feudo. Y contando con que el césped del feudo villenense no ha sido su mejor aliado.

El Villena CF es la gran sorpresa hasta el momento. Pero hay que tener los pies en el suelo y la mente firme. Y es que, y como antes comentaba, en este grupo hay conjuntos que han llegado a militar en Segunda División B, como son los casos del Villajoyosa, el Orihuela o el Torrevieja, y que a buen seguro que al final de campaña estén peleando por el ascenso. Pero a día de hoy, “que le quiten lo bailao” a los muchachos de Toni Solves.

La actitud con que enfrentemos todos los obstáculos que se nos presenten en el día a día es esencial para triunfar, y eso lo está cumpliendo al “dedillo” el Villena CF. El deporte requiere constancia, esfuerzo y continuidad, y ese “tridente” está en el “vademecum” del fútbol y los jugadores villenenses lo tienen en su biblioteca particular.

Queda mucha liga por delante, pero como bien plasmara en su día Calderón de la Barca: “¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son”.