De amistoso tuvo muy poco. El encuentro disputado el sábado en el estadio El Clariano entre el juvenil del Ontinyent y el Villena CF acabó con un futbolista villenense en el hospital y con uno del cuadro local identificado por la Policía Nacional.

El conjunto entrenado por Pedro Egido se desplazó este pasado sábado a la capital de la Vall de Albaida, después de que se suspendiera un amistoso que el Villena CF juvenil tenía apalabrado en Monforte. El conjunto azulón aceptó la invitación del equipo valenciano, y se disputó un partido que finalizó con tangana final.

El duelo ya venía cargado de morbo, ya que el Ontinyent descendió la pasada temporada a Primera, al tiempo que el Villena logró la permanencia en Preferente Juvenil. Los ánimos estuvieron caldeados a lo largo de los noventa minutos. No obstante, y en la parcela deportiva, el resultado final fue de empate a tres. Se adelantó el Villena, y tras la igualada local, el conjunto de Egido fue por detrás del marcador hasta lograr ese empate a tres.

Este resultado se vio empañado en el minuto 91 de partido, es decir, en tiempo de prolongación. Uno de los futbolistas del Ontinyent agredió a un rival del Villena, siendo trasladado al centro sanitario más próximo, situado en la localidad valenciana, con un diente roto. En el instante del percance, y tras aguantar el juego sucio del cuadro local, varios futbolistas del Villena CF, y tras las provocaciones desde el césped y desde la grada, perdieron los nervios y se formó un rifirrafe que concluyó con el autor de la agresión retirado por la Policía Nacional, al ser mayor de edad; y con el jugador villenense, menor de edad, en el hospital.

El Villena CF denunció los hechos al Juzgado, aportando el parte de lesiones del futbolista que entrena Pedro Egido. Según fuentes consultadas por este medio, la misma policía ya avisó al Villena de que los aires no estaban muy calmados por parte de los del Clariano, ya que echaban en parte las culpas al conjunto azulón del descenso de los valencianos la pasada temporada.

Desde el Villena CF desean agradecer el trato de la Policía Nacional, que se portó de manera excepcional con la expedición villenense. Ojalá que no vuelvan a suceder episodios como estos en un deporte que, y sobre todo en estas categorías, debería de servir para formar e inculcar valores a los chavales de cara al futuro.