Nueva jornada en la que el Sporting Villena no suma, y el fantasma del descenso acecha a los de Remi Beltrán que han caído en su feudo por 0-2 ante un buen y serio adversario como es la UD Montaverner.

Los valencianos fueron muy eficaces, ya que en dos llegadas en la primera parte lograban los dos goles que les dio la victoria.

El Sporting lo intentó sin fortuna de cara al marco contrario. A esto hay que unir la desafortunada actuación del colegiado que perjudicó a los villenenses, aunque no hay que poner excusas a la derrota.

Quedan 12 puntos en juego y la salvación se encuentra a nueve. La empresa es complicada, pero no imposible. No queda otra cosa que ganar sí o sí en Moixent. Está complicado el futuro, pero el Sporting no va a bajar los brazos.