En una de las temporadas más ardientes de los últimos años, la clasificación del grupo IV de Preferente vuelve a sufrir variaciones en cuanto a la zona de ascenso. Por un lado, el Hércules vuelve a recuperar un puesto entre los tres primeros aprovechando que Independiente Alicante y Almoradí perdieron sorprendentemente sus respectivos partidos.

Para abrir la jornada, el filial del Hércules vuelve a jugar en casa contra el colista tras golear en el Juan Antonio Samaranch al Aspe por 5 goles a 0. Una victoria que, aprovechando el pinchazo sus rivales, ha permitido a los alicantinos recuperar la segunda plaza del grupo y ampliar a una distancia de tres puntos con los perseguidores, sumando 43 puntos ahora mismo.

Por otro lado, el Villena perdió una de sus últimas posibilidades para intentar salir de la zona de descenso después de perder en casa contra el Horadada 0-1. Jarronazo de agua fría para los villenenses que ven la permanencia a 10 puntos, cada vez más lejos, y cada vez con menos margen de reacción. Con 8 unidades, el Villena tratará de dar la sorpresa en uno de los campos más difíciles del grupo.

El partido comenzará a las 16.00 horas, en el Polideportivo Juan Antonio Samaranch, y el encuentro será dirigido por el colegiado Iván Romero.