Como si de un guión sacado de una película de gangsters se tratara, la junta directiva del Villena CF, presidida por Sixto Javier Estevan Rodríguez, denuncia y muestra su más enérgica repulsa por unas agresiones físicas y verbales que han sido denunciadas, y que han sufrido dos miembros de la directiva, una directiva que echó a andar a finales del mes de junio.

En el mes de septiembre, fue cuando se produjo la primera agresión, acto que en su día no fue denunciado públicamente por consejo de algunas personas, y que la padeció en sus propias carnes el presidente de la entidad, Sixto Javier Estevan. Esto sucedió a principio de temporada. Pues bien, este pasado domingo por la mañana, el secretario del club, Remigio Flor, fue, presuntamente agredido, tanto de manera verbal, como física, por, al parecer, un familiar directo de un ex directivo de la entidad villenense, algo que sí que ha sido puesto en manos de la Guardia Civil y de darlo a conocer a la opinión pública.

Según fuentes del Villena CF, la primera agresión fue realizada por un ex directivo y ex utillero de la anterior junta directiva, y la más reciente, como se ha indicado anteriormente, presuntamente por parte de un familiar de este ex trabajador del club.

Se apostó en su día por una nueva junta directiva renovada y con muchas ganas de trabajar, para llevar las riendas del club y, según fuentes del club azulino, "prescindimos de dicha persona para dicho puesto, aunque vemos que no le ha sentado nada bien y está actuando de una forma no correcta, por lo que le deseamos y pedimos que por favor cese esa actitud violenta, ya que en estos momentos una de las personas agredidas se encuentra con estado de ansiedad, condolido por la agresión sufrida y con miedo de salir a la calle".

Desde esta nueva junta directiva, que según ha podido averiguar este medio, heredó algunas lagunas administrativas de los que se marcharon, solicitan que les dejen trabajar, "y que estos hechos tan lamentables no se vuelvan a producir, pues estamos aquí para dirigir un club de de fútbol que tiene dos equipos séniors, un equipo femenino y once equipos en la base con mas de 250 chavales, y podemos estar haciendo las cosas bien, regular y porque no, con equivocaciones, pero con la idea de rectificar y segur trabajando para pulir estos errores y para que en esta ciudad, un grupo de chavales puedan practicar deporte jugando al fútbol", apuntan desde la entidad.

Por último, Ágora Deporte ha podido averiguar que miembros de la actual junta directiva tenían pensado presentar su dimisión, ante todos estos obstáculos que se están encontrando en el camino en forma de malas formas, llegando, presuntamente, a la agresión, tanto verbal como físicas. No obstante, y a pesar de todo, y tras una reunión mantenida en la tarde noche de ayer, se acordó seguir hasta final de temporada, y después se pronunciarán si deciden continuar o abandonan la entidad.