Victoria muy trabajada y sufrida del Villena B pese al resultado tan abultado, los locales se llevaron los tres puntos que le permiten seguir con vida en la lucha por la permanencia que en estos momentos se encuentra a un solo punto de distancia en la clasificación.

El partido era clave para los dos equipos, ya que el equipo que no consiguiera la victoria el sábado, se descolgaba definitivamente y se quedaba casi sin opciones de permanencia. Por ese motivo los jugadores locales salieron al terreno de juego muy concentrados y con la intención de conseguir ponerse por delante muy pronto.

En el minuto cuatro y tras varias internadas por banda izquierda con peligro llegaba el 1-0 en propia puerta que ponía tranquilidad a los locales, para desarrollar un juego mas vistoso. fruto de ese juego con mas tranquilidad y confianza llegaría el segundo para los locales en una buena transición ofensiva que acaba con un derechazo de Pablo Pardo a la escuadra de la portería rival colocando así el 2-0 en el marcador en apenas 10 minutos de juego.

Tras el 2-0 los locales bajaron incomprensiblemente la intensidad como si el partido ya estuviera acabado y las continuas protestas al árbitro acabaron por sacarnos del partido, aun así se tuvieron ocasiones muy claras para ampliar distancias que hubieran sentenciado el partido en el primer tiempo.

En una de esas ocasiones, un cabezazo en área pequeña que acaba en el larguero del Jonense, pues de pasar del 3-0 en el minuto 35 a encajar en la jugada siguiente el 2-1 que metía al rival de nuevo en el partido, por fortuna antes del descanso el Villena B conseguía por mediación de Ale el 3-1 en el marcador, a raíz del gol se tienen varios contraataques en superioridad que los locales no aprovecharon para sentenciar el partido en el primer tiempo.

Tras el descanso, volvió el fuerte viento a Villena y durante toda la segunda parte los locales tuvieron el viento en contra, ademas en el minuto 50 el arbitro se inventaba un penalti a favor de los vileros que renovaba las esperanzas de un equipo que no generaba peligro en el área local. Transformando el penalti los visitantes fueron en busca del empate, mientras el Villena B no encontraba la forma de salir de su campo, con mucho nerviosismo debido a la situación clasificatoria y sin claridad de ideas, por fortuna el único recurso de los visitantes fue colgar balones largos desde su campo y tiros desde distancias muy alejadas generando peligro en algún despiste defensivo local.

Los minutos pasaban y el resultado ajustado no era suficiente ya que con un solo gol visitante nos quedábamos sin premio, pero los cambios y la desesperación del rival en los minutos finales acabo con varios contraataques locales para sentenciar el partido con dos goles de Raúl en dos buenas combinaciones con sus compañeros consiguiendo la tranquilidad y la sentencia del importantísimo partido que los locales sacaron adelante.

Tres puntos que no nos sacan de descenso, pero que nos permiten soñar con alcanzar el objetivo de la permanencia que semanas atrás parecía algo inalcanzable y que ahora mismo se encuentra a solamente un punto de distancia a falta de tres jornadas para el final de la temporada. #SISEPUEDE