El pasado 4 de noviembre, los amigos de la naturaleza (AVIANA) realizamos la primera ruta de puertas abiertas de esta temporada. Fue para nosotros toda una sorpresa la aceptación que ha tenido, ya que fuimos dos autobuses con un total de 94 personas.

A las 7 de la mañana, desde nuestro punto de encuentro habitual nos dirigimos hacia Anna, pero antes de llegar nos desviamos hacia Estubeny y desde allí comenzamos a andar entre campos de naranjos, pasando por la fuente del “tio Marcelino” hasta llegar al Paraje Natural de “La Cabrentá”.

El cual es un bosque de incalculable valor botánico y geológico, ya que su microclima existente ha hecho que se puedan apreciar ejemplares de selva mediterránea, es el momento de disfrutar por esa intricada de pequeños caminos viendo su vegetación, bosque de laurel, aladierno, hiedra, higueras, algarrobos, etc; y observando las grietas y estalactitas que se forman en sus rocas.

Salimos del paraje y hacemos una breve pausa para almorzar, hace un tiempo estupendo y ya va sobrando ropa. Continuamos el camino hacia el “Gorgo de la escalera” que es un desfiladero por el que corre un afluente del rio Sellent, pasando por una impresionante cascada de 25 metros de altura, en la que nos encontramos a gente haciendo barranquismo; un chico tiene un percance bajando la cascada y vemos como la guardia civil y protección civil organizan el rescate con el helicóptero.

Seguimos nuestra marcha dirección Anna, y desde allí bordeamos una calle para aparecer en la parte alta de la cascada del “Gorgo de la escalera¨, donde bajamos 136 escalones para encontrarnos la cascada que hemos dejado bajo.

Después, volvemos sobre nuestros pasos para dirigirnos al “Gorgo de Gaspar” , antiguamente el agua de su cascada se utilizaba para producir textil a través de una noria, ahora su puede disfrutar para bañarse. Desde allí pasamos al “Gorgo de los Vikingos” con una cascada algo más pequeña pero igual de bonita.

Ha sido una ruta de unos 9 km. Gracias a todos los senderistas que nos ha acompañado y en especial a nuestros guías Benito y Pepe; además de a nuestros fotógrafos que dejan constancia de todo lo que vemos y disfrutamos.