P.A.S. (Protege. Avisa. Socorre.) Es una regla nemotécnica que nos puede ayudar a la hora de empezar a decidir qué es lo que vamos a hacer en caso de accidente en montaña.

PROTEGER:

En esta fase debemos de retirar al herido y al resto del grupo de los posibles peligros objetivos que pudieran provocar otro accidente: le proporcionaremos al herido una posición cómoda aislada del frío o del calor, si está inconsciente, le pondremos en una postura lateral de seguridad.

En estas maniobras nos tomaremos nuestro tiempo: no hay que correr, hay que preguntar qué le duele y exploraremos la zona. Después le haremos una exploración general, mientras tanto, iremos evaluando su nivel de consciencia, si está orientado, si notamos que poco a poco se va mareando o habla sin coherencia. Terminada la evaluación que nos puede llevar unos minutos, es hora de salir a pedir ayuda.

AVISAR:

Puedes llevar dos móviles el de tu compañero y el tuyo. Recuerda que para llamar al 112 necesitas cobertura de algún operador, esto es, que si tu operador no te da cobertura, si le llega de otro operador, podrás llamar, aunque tu teléfono te diga que no la tiene, puesto que cuando llamas al 112, este utiliza cualquier cobertura desde cualquier teléfono móvil. Eso sí, tiene que haberla de algún operador, así que de vez en cuando prueba a llamar aunque tu teléfono indique que no tiene cobertura.

Cuando hables, responde a las preguntas del operador con tranquilidad, vocalizando despacio, da todos los datos que conozcas de la zona, lugar exacto del accidente y lesiones del herido. Para referenciar el lugar al 112 empieza de lo genérico a la particular, esto es: provincia, sistema montañoso, sierra, macizo, valle, senda, pico, toponimia local.

En alta montaña en la mayor parte de las veces conseguimos cobertura subiendo más alto, esto no siempre es así por lo que hay que tener en cuenta las particularidades de cada sistema montañoso.

SOCORRER:

Voy a partir de la base de que no sabes primeros auxilios, y aunque tengas nociones si es tu primera intervención real en la que prestas auxilio, te será difícil mantenerte frío y actuar con serenidad, fórmate en primeros auxilios, será una buena idea.

Aplica el sentido común, una fractura puede no tener grandes consecuencias pero si dejamos a esta persona sobre la nieve o expuesta al sol, al final la lesión más grave vendrá de una hipotermia severa o un golpe de calor.

Es muy importante mantener la calma. Recién producido el accidente hay personas que quedan inconscientes que a los pocos minutos comienzan a recobrar la consciencia. No obstante, avisa del accidente y de la evolución del herido.

El grupo ha de generar positividad, al herido y al mismo grupo.