Esta jornada las Juveniles del Club Voleibol Villena se llevaron una nueva derrota por 0-3 ante Finestrat. Las sensaciones no fueron buenas y el juego del conjunto villenense al que nos venía acostumbrando brilló por su ausencia. Partido raro y frío fuera de nuestro horario habitual y muchos nervios debido en parte a la numerosa asistencia de la afición. La falta de orden y concentración hizo temblar por unos instantes la autoestima de nuestras chicas pero que tan pronto terminó el partido supieron cuáles son los pasos a seguir para volver a estar en la brecha...

Cabe destacar que este es un equipo todavía en construcción y que está haciendo una labor extraordinaria durante todo lo que llevamos de temporada. Jornada tras jornada despliega un alto nivel de competición a pesar de medirse ante equipos mucho más rodados y un escalón por encima en lo que a juego se refiere.

Cada semana podemos ver como este equipo demuestra unos valores de trabajo y esfuerzo que hacen ilusionarse. Sabiendo que la clave ahora mismo para seguir aprendiendo tanto en los entrenamientos como en los partidos es disfrutar haciendo lo que nos gusta, y no permitir que los ánimos decaigan ni un solo momento para volver cada entrenamiento con las mismas ganas o más que el primer día. Esto solo se consigue cuando formas parte de un equipo que es una piña. El voley es un "veneno" que si lo pruebas te engancha...

Por lo que solo nos queda estar tremendamente orgullosos de lo que están consiguiendo, seguir confiando en ellas y apostar a que más temprano que tarde conseguiremos estar ahí arriba codeándonos con los grandes de este deporte.

Por delante dos semanas de descanso hasta afrontar un nuevo reto que ya empezamos a preparar.

#SomosJuves