Bajo un bochorno asfixiante se ha celebrado la fase autonómica de la copa base de gimnasia rítmica en el pabellón de la ciudad alicantina de Calpe, dicho sea de paso, quizás no haya sido el más adecuado para un evento de este tipo según manifestaciones de la gran cantidad de público que se dio cita. Por otra parte, la organización del club Les Marines, ha vuelto a ser impecable.

La representación del CGR Villena estuvo formada por Claudia Mateo, Raquel Martínez e Inés López de Atalaya, en categoría infantil cinta las dos primeras y benjamín pelota, la última.

Sabiendo que era prácticamente misión imposible el lograr el pase a la fase final, las nuestras saltaron al tapiz dispuestas a dar lo mejor de sí mismas. Claudia fue la primera de en participar, mostrando su buen hacer con la cinta pero con algún fallo que, en estos niveles, hace retroceder muchasposiciones de golpe. Aun así, nos volvió a demostrar que todo el trabajo realizado da sus frutos logrando una duodécima posición en la general de la Comunidad Valenciana.

Al rato llegó el turno de Raquel Martínez, que tras la machada que se pegó la semana pasada logrando lo que parecía imposible, el premio del autonómico ya lo estaba disfrutando. Solo quedaba salir una vez más al tapiz y hacernos disfrutar de su estupendo ejercicio bajo la espectacular música del Señor de los Anillos. Raquel logró quedar en undécima posición, justo delante de su compañera de club.

Ya por la tarde llegó el momento de Inés. Todo era una incógnita. Su primer año con aparato, logrando buenos resultados, pero sabiendo que las que allí competían eran muy, muy buenas. Salió al tapiz dispuesta a llevarnos ante el mago de oz una vez más, pero esta vez nos dejó a mitad de camino. Un pequeño falló en el agarre de la pelota y alguna que otra molestia en la cadera la dejó en una meritoria octava posición que no nos da el pase a la fase final ya que las tres gimnastas deberían haber logrado al menos, el quinto puesto. A pesar de ello, mucho mérito tiene la benjamina del club por haber competido tan bien.

Más allá de los resultados, nos queremos quedar con la magnífica evolución de las tres y con lo bien que se han sabido superar ante las dificultades junto con sus entrenadoras.

¡Enhorabuena!