Las salinas de Torrevieja ha sido el escenario elegido por la organización de la Vuelta a España 2019, tal y como ha anunciado Javier Guillén, director de la carrera, durante su estancia en Málaga.

La ronda española ha vuelto a elegir un punto de partida de una belleza singular: "Al igual que hemos salido desde una batea, un portaaviones o este año desde el museo Pompidou".

Según el responsable de la Vuelta, la carrera permanecerá tres jornadas en la provincia de Alicante y el estrenó será una contrarreloj, aún sin decidir si será individual o por equipos, que se lanzará desde el singular espacio de las salinas de Torrevieja.

Desde 2011, que salió desde Benidorm, la provincia de Alicante no acogía el despegue de la Vuelta a España.