Vaya días han tenido las dos representantes del Club de Gimnasia Rítmica Villena que lograron su clasificación para el Campeonato de España base, Inés López de Atalaya y Raquel Martínez. Para empezar debemos decir que conseguir que un club pequeño como es el del Villena consiga que dos de sus gimnastas alcancen la fase final de esta competición ya es todo un hito digno de reconocer.

El pasado martes partía la expedición villenense camino de Guadalajara con la maleta llena de ilusión y nervios a partes iguales. Patricia e Isabel, nuestras entrenadoras, se encargaron de tranquilizar a Inés, debutante en esta fase final, y a Raquel, que aunque más mayor y con más experiencia, también lo sufría por dentro.

Llegó la mañana del miércoles y después de desayunar emprendieron camino al Palacio de los deportes de Guadalajara, que todavía sufría la resaca de la celebración del campeonato de Europa de Kárate, montando y desmontando stands, moquetas, tapices y tatamis. Solo la vista desde la grada ya impresiona. Es como en la tele, decía la más pequeña. Llega el momento de la primera toma de contacto con el tapiz. Es el turno de Inés, que actúa el miércoles a las 19:47 horas. En realidad todos los tapices son iguales pero el escenario, público y jueces, en esta ocasión imponía más.

Pasan por los tapices de calentamiento y llega el turno de nuestra benjamina. Entrenadoras a pie de pista, Inés que se emprende el interminable camino de apenas 10 metros hasta el borde del tapiz, familiares en la grada empujando, la nombran... y suena la música del maestro Chapí que, junto a la fuerza y expresión que tiene nuestra gimnasta, nos pone los pelos de punta y consigue a más de uno sacarle alguna lágrima (incluso a los que seguían la retransmisión desde casa). Espectacular. No hay más palabras. Termina el ejercicio y todos descansamos. Inés queda la 39 de 115 en su primer campeonato de España, superando una vez más, las expectativas previstas.

En la jornada del jueves es el turno de Raquel. Se repite el ritual. Desayuno, desplazamiento al Palacio de los deportes, calentamiento, nervios en la grada por parte de familiares y amigos que se han desplazado hasta Guadalajara para apoyar (¡mil gracias!). Sale nuestra hada del azúcar comiéndose el tapiz y demostrando que su clasificación “por los pelos” del autonómico solo fue fruto de un mal día. No comete errores y clava el ejercicio logrando una más que meritoria vigésima cuarta posición de un total de 142 gimnastas.

Ya ha pasado. Todos en las gradas nos felicitamos por lo bien que lo han hecho nuestras gimnastas y entrenadoras. Ha sido una experiencia realmente maravillosa que no sabremos si algún día podremos volver a repetir.

Desde el CGR Villena queremos agradecer a toda la ciudadanía el apoyo que nos ha mostrado durante estos días tan intensos.