El temporal que mantiene en alerta a toda la comarca desde el día 7 ha provocado que se levante parte de la cubierta del pabellón polideportivo en Villena junto a uno de sus extremos en la fachada principal. La zona se encuentra acordonada para evitar posibles daños a los usuarios y usuarias.

Cuando el temporal remita se valorarán los daños ocasionados y se ejecutarán las obras de reparación necesarias para este edificio municipal. Afortunadamente no hay que lamentar daños humanos ni incidencias de cualquier otro tipo en el entorno de la infraestructura que permanecía cerrada al público este fin de semana como consecuencia de la borrasca.