El pasado sábado el equipo senior masculino del CV Villena se desplazaba hasta la ciudad de Elche para disputar uno de los primeros choques vibrantes de la temporada.

El equipo ilicitano, que a priori contaba como uno de los rivales directos para los nuestros, se vio desbordado por la fuerza, nivel de juego y ganas de los villenenses en la primera y en la segunda manga, siendo los parciales de estos sets 11-25 y 13-25 respectivamente: Un auténtico baño voleibolístico en el que la seguridad al pase de Antonio Mollá #2, el bloqueo-defensa y las contundentes combinaciones en ataque hicieron que el equipo rival no viera salida por ninguna parte; algo que permitió al cuadro visitante rotar el banquillo de cara a lo que se esperaba que fuese la manga definitiva.

No obstante, el tercer set distó mucho de los dos anteriores, pues dieron comienzo las imprecisiones en recepción y ataque, cosa que dio vida a los ilicitanos, los cuales desplegaron su mejor juego del encuentro durante estos momentos. Esto sirvió para que se llevasen el set por un 25-22, no exentos de polémica antideportiva al final, quizá debida a la frustración de uno de sus jugadores de haberse visto desbordado hasta el momento, pero no entraremos a valorar más dicha acción, aunque el partido siguió marcado por la situación y costó hacerse con el ansiado tercer set (incluso se llegó a temer por el quinto).

Finalmente salieron al rescate en un primer instante, el receptor Marti #11 y posteriormente Jose María #18, que se echaron el equipo a las espaldas con carácter y determinación y guiaron al CV Multiópticas Villena a que siga contando sus encuentros por victorias. Mención especial merece también Alejandro Flor #10, el cual, especialmente en los dos primeros parciales fue el jugador más determinante del equipo.

Con este triunfo el CV Multiópticas Villena, sigue líder en solitario y se sitúa a unos lejanos 10 puntos del equipo ilicitano en la tabla, que se hunde un poco más en las posiciones bajas.

De todos modos, la liga es muy larga y todavía quedan por delante rivales de mayor nivel y más próximos en la clasificación, que nos dirán en qué lugar nos encontramos realmente. Toca seguir trabajando con humildad y pensando en el futuro inmediato, pero el nivel mostrado en gran parte del partido es realmente ilusionante.