El pasado fin de semana se presentaba clave para los intereses del conjunto villenense: Partido en Ontinyent el sábado y el “replay” en casa contra el mismo equipo. Y es que se producía la circunstancia de que el domingo tocaba jugar un partido aplazado por temporal de lluvia de la ida de la liguilla. Además, los villeneros, tras una racha impoluta de victorias y de no conocer la derrota desde el mes de octubre, atravesaban un pequeño bache con sendas derrotas en sus dos últimos enfrentamientos.

El primer encuentro empezó muy apretado en el primer parcial ante un rival que siempre es correoso y quizá el mejor defensor de la presente liga. Ante este conjunto siempre hay que cerrar los puntos mínimo dos o tres veces y no suelen regalar demasiados puntos rápidos, por lo que nuestro equipo comenzó concienciado y se llevó el primer set por 23-25.

Con el alivio de empezar por delante, el segundo parcial ya fue otro cantar, y el CV Villena barrió al rival de la pista con un ataque demoledor y una construcción más propia de ligas superiores. A pesar de que nuestro receptor titular José María #18 arrastraba molestias en el tobillo y a nuestro opuesto Alejandro Flor #10 se le subió el gemelo en el tercer set (dos piezas claves del 7 titular), se consiguió rematar la faena con un parcial de 21-25, llevándose los villenenses la victoria en un partido que se tornó frío; entre otras cosas debido a parones por protestas y lesiones de rápida recuperación del equipo local y a las dolencias realmente incapacitantes del equipo visitante.

Remarcar el gran papel que hizo la gente que salió desde el banquillo como Mollá #2, Félix Romero #17 y Pablo Orellana #3 en sus sustituciones por los jugadores que no podían seguir; los cuales fueron claves para culminar la victoria en el primer partido.

Tocaba entonces recuperar fuerzas para el domingo en Villena. Y no fue este un partido muy diferente al anterior. No obstante, el VAO Ontinyent empezó pegando primero y se llevó el primer parcial, aunque a partir de aquí el CV Multiópticas Villena despertó y volvió a engrasar el martillo pilón, arrollando a su rival en el segundo set. Ya el tercero fue más parejo, aunque se volvió a decantar para el lado local, así como el cuarto. Sin embargo, este último parcial no estuvo exento del ya habitual parón de ritmo por múltiples razones. Esta vez le tocó el turno a las goteras; por lo que hubo que trasladar la pista y retomar el encuentro más tarde.

A pesar de todo, los villenenses demostraron ser un equipo sólido en ambos partidos, que es capaz de sobreponerse a las adversidades y que no cae en estrategias extradeportivas. Siempre basándose en el gran grupo que forman y en el fondo de armario que tiene el combinado, como se volvió a demostrar con la puesta de largo del colocador menos habitual Félix Romero #17 que jugó todo el encuentro y demostró la calidad que siempre ha tenido, el receptor Abel Del Rey #8, realizando grandes saques y recepciones, y sobre todo, el gran Víctor Pérez #1, jugando de opuesto y anotando la friolera de 19 puntos. Está claro: está de vuelta.

Estos son los jugadores que han hecho posible que Villena se meta en una final como esta:

#1 Víctor Pérez, #2 Antonio Mollá #3 Pablo Orellana, #4 Jorge Canales, #5 José Manuel, #6 Daniel Martínez, #8 Abel Del Rey, #9 Néstor Marco, #10 Alejandro Flor, #11 Pablo Martínez, #14 Antonio López, #17 Félix Romero, #18 J. María Lleonart.

Por último, y no por ello menos importante, agradecer a esos aficionados incondicionales que siempre nos acompañan en cada encuentro y nos dan ese plus tan necesario.

Siguiente parada, en casa, ante el CV VALENCIA (sábado 10 a las 20:00hI).