El montañero caudetano Sergio Medina Solera ha coronado los picos Urush e Ishinca, de cara a la aclimatación para intentar la escalada de la 'Montaña más hermosa del mundo', el Alpamayo.

El caudetano se encuentra en la Cordillera de los Andes, y su reto tras ascender el Island Peak, situado en el Himalaya, junto a Juan Arrés, es el coloso Alpamayo. Este nevado es un recurso natural que se encuentra localizado dentro del distrito de Caraz, en la provincia de Huaylas, dentro del departamento de Ancash, en Perú. Este nevado tiene una peculiar forma: piramidal, un rasgo que lo hace bastante atractivo, llegando a ser considerado incluso la montaña más bella del mundo.

El Alpamayo presenta un nivel de dificultad entre moderado y difícil para quienes se interesen en escalarlo; esta dificultad suele variar dependiendo de la época en que se lo visite y de las condiciones climáticas que se presenten. Por lo general, se recomienda visitar el nevado entre los meses de mayo a setiembre y la excursión mínima hasta la cima, suele tardar un promedio de 8 días si se sigue a través de la ruta Directa Francesa y se opta por ir acompañado de algún grupo especializado.

Hay que tener en cuenta que la temperatura en el lugar es bastante fría, llegando a alcanzar los -6ºC, durante horas de la noche, por lo que se debe prever ropa adecuada para el recorrido, así como también seguir las recomendaciones que brinde la empresa con la que se acuda.