Raquel Micó decidió cambiar el aire mediterráneo por el mexicano. Nacida en Villena en 1979, esta jugadora consagrada de frontenis comenzó a jugar con sus hermanos (José y Moisés) y sus primos, en la escuela de Frontenis del CAM Villenense. Sus primeros títulos los obtuvo en la categoría infantil, donde consiguió el Campeonato de la Comunidad Valenciana junto con su primera compañera en la cancha Milagros López. Ya como cadete empezó a jugar con Izaskun Hernando (su prima).

Ha sido subcampeona del mundo por selecciones en tres ocasiones, campeona mundial sub'22 por selecciones en Argentina (1999) y cuenta con un palmarés impresionante a sus espaldas.

En la actualidad forma pareja con la mexicana Rocío Guillén, y están preparando una competición denominada Gold Class, que tendrá lugar en Monterrey (México), los próximos días 24, 25, 26 y 27 de julio, con un premio de 280.000 dólares.

No obstante, la villenense viaja cuando puede a España a visitar a la familia, y encontrarse con sus viejos amigos Moisés Micó, entrenador durante muchos años, y de la que fue su pareja en dobles, Izaskun Hernando.

Pero su máxima ilusión es preparar el próximo Mundial que se celebrará en tierras mexicanas, representando a la selección nacional de España. Este evento de frontenis se celebrará del 11 al 21 de septiembre.