Nos desplazábamos el Sábado por la tarde a Elche con la esperanza de sacar algo positivo y sabiendo lo que nos íbamos a encontrar. El inicio de partido del V-74 UGEDAFITA no fue malo en ataque, consiguiendo poner el balón donde queríamos en ataque y jugando bien sin balón, sin embargo, no estábamos acertados de cara al aro y la defensa carecía de intensidad, aún así, aguantamos 5 minutos de este primer cuarto en partido, 12-9, a partir de este momento, ellos subieron la intensidad defensiva consiguiendo recuperar balones que se traducían en canasta fáciles y nosotros seguíamos sin apretar en la defensa, parcial de 14-8 en 5 minutos y 26-17 al acabar el primer cuarto, ataque decente pero defensa inexistente.

Después de lo visto en pista y sobre todo de las sensaciones que nos producían el juego de ambos equipos, la diferencia en el marcador no era tan abultada como la diferencia en el juego, por lo que teníamos la esperanza de que con un cambio de actitud y pequeños ajustes seríamos capaces de darle la vuelta al marcador, nada más lejos de la realidad, la salida al segundo cuarto fue catastrófica, parcial de 16-0 en los primeros 5 minutos (42-17) y partido prácticamente sentenciado. Durante el resto de cuarto conseguimos que la diferencia no fuera exponencial, acabando 55-26 los primeros 20 minutos.

En el descanso se habló de cambiar la imagen sobre la pista, pero las palabras de los entrenadores cayeron en saco roto. De aquí a final de partido siguieron las dinámicas de cada equipo, con los chavales de Elche pletóricos y dejándose la piel en cada defensa, y los jugadores del V-74 UGEDAFITA dejándose llevar y sin ser capaces de sacar un mínimo de orgullo para revertir la situación.

Todo lo que se consiguió la temporada pasada a base de trabajo y actitud se ha quedado por el camino durante estos meses de parón estival, de aquel equipo que conocíamos solidario y altivo se ha pasado a jugadores egoístas que no aceptan sus errores ni su responsabilidad en la pista, hemos pasado de ser un equipo a ser 13 jugadores. Lo positivo de todo esto, es que sólo llevamos dos partidos de competición y todos sabemos cuál es el camino para volver a ser lo que fuimos. La pregunta no es: qué puede hacer el equipo por ti, sino, qué puedes hacer tú por el equipo.

Próximo partido: Domingo 29 de Octubre a las 17:00 en Mutxamel, CB INNOVA MUTXAMEL “B” – V-74 UGEDAFITA